La República

El período Republicano para efectos de su estudio numismático será dividido en tres partes: La República de Rafael Carrera, comprendida de 1852 a 1871; La Reforma, de 1872 a 1893; y, Los Gobiernos Liberales, de 1894 a 1924.

LA REPUBLICA DE RAFAEL CARRERA.   El 21 de marzo de 1847, Rafael Carrera firma el decreto por el cual se funda La República de Guatemala.    Ante este decreto El Salvador, Honduras y Nicaragua tratan de invadir Guatemala, pero son derrocados en la batalla de La Arada en febrero de 1851.   Ya consolidado en el poder, Rafael Carrera publica y jura la Constitución de 1851, año en que Guatemala acuña las últimas monedas de La Federación.   Para conmemorar la fundación de La República y la juramentación de La Constitución, fueron acuñadas medallas con anversos iguales.

Se sabe de un ensayo de 1 peso de 1852, perteneciente a la colección del ex Rey Farouk, con el busto de Rafael Carrera de un lado y del otro el escudo de La República adoptado desde 1847.   Sin embargo, La Cámara de Representantes por decreto del 21 de abril de 1853, estableció que el numerario de La República tendría las mismas especificaciones que las monedas de la Federación, pero con un diseño propio, que de un lado tendría el escudo de la República y del otro el busto de Cristóbal Colón.   En 1854 se acuñaron unas cuantas piezas de 8 reales con las características dictadas por La Cámara de Representantes, pero en 1857, y luego de ser declarado "Presidente Vitalicio" Rafael Carrera se decide cambiar el busto de Cristóbal Colón, por el de Carrera.

Durante los años que La Casa de Moneda permaneció casi paralizada, en Guatemala circularon monedas de la Federación, las contramarcadas de 1838, a 1841, Tejos de California (de forma octagonal y 21.5 quilates), águilas de Estados Unidos, libras esterlinas, francos y monedas de oro de Costa Rica.   Ante la falta de medio circulante se autorizó la circulación de monedas de Inglaterra (1 libra y 1 chelín), de Estados Unidos (1 dólar, 50 y 25 centavos), de Francia (1 franco), de Chile (10 pesos) y de Costa Rica (8 escudos).

En 1859, se empieza la acuñación formal del numerario de la República, con los troqueles elaborados por J. B. Frener y con el busto de Rafael Carrera en todas las denominaciones, salvo en las monedas de ¼ de real, y la leyenda “Frener F.” debajo del busto.

 

No es sino hasta 1859, después de haber dotado de nuevo equipo a La Casa de Moneda que se empieza la acuñación formal de las monedas de la República, en denominaciones de 1/4, 1/2, 1, 2 y 4 reales y 1 peso, en plata 0.9030 y de 4 reales, 1, 2 y 4 pesos en oro 0.8750, con los troqueles elaborados por Juan Bautista Frener (ver artículo adicional).   Posteriormente también se acuñarían piezas de 5, 8, 10, 16 y 20 pesos, en oro 0.8750 y 0.900.   Todas las monedas, salvo las de 1/4 de real, llevaban el augusto retrato del dictador Rafael Carrera.   Los "Pesos Carrereños", como se les llamó, gozaron de gran prestigio, fueron de circulación oficial o extraoficial en toda Centroamérica y Belice y circularon en toda América Latina y hasta en las Filipinas.   En 1861 y 1862, El Salvador contramarcó con una "R" (de rehabilitado) monedas de 1, 2 y 4 reales y de 1 peso de la República de Guatemala.   Debido a que mucho del numerario hecho por La Casa de la Moneda en esta época fue exportado, a pesar que fue bastante el acuñado (574,570 monedas de oro y 9,198,295 monedas de plata) pronto volvía a sentirse la falta de medio circulante en el país.

El 11 de abril de 1865, muere el "Presidente Perpetuo" Rafael Carrera.   Lo sustituye en la presidencia Vicente Cerna, quien gobernó de 1865, a 1871.   Sin embargo el retrato de Carrera siguió acuñándose hasta 1871.   A partir de 1866, con la leyenda "Fundador de la República de Guatemala" en lugar de "Presidente de la República de Guatemala" como se usaba en los años anteriores.

Debido a que las monedas de Guatemala no coincidían con los patrones adoptados por otras naciones y eso impedía las transacciones comerciales con los Estados Unidos y Europa, en 1869 se decide reformar el sistema monetario.   A partir de ese año el título de las monedas empieza a ser expresado en términos del sistema métrico decimal, en lugar de la nomenclatura colonial de 10 dineros 20 granos (0.90277) en las monedas de plata y 21 quilates (0.8750) en las monedas de oro.   Asimismo, se empiezan a acuñar monedas de plata con el título de 0.900 y de oro con el título de 0.8750, con los diámetros que usaba el dólar norteamericano.   Se intentó también por primera vez, introducir el sistema métrico decimal en la nomenclatura de las monedas, usando los submúltiplos de 1, 5, 10, 25 y 50 centavos, en lugar de 1/4, 1/2, 1, 2 y 4 reales, respectivamente, pero por falta de costumbre dentro de la población esta reforma no tuvo éxito y sólo monedas de 1, 25 y 50 centavos llegaron a ser acuñadas.    El centavo de 1871 fue acuñado en cobre.

Rafael Romaña fue el ensayador primero de la Casa de Moneda de 1859 a 1871; su inicial de ensayador "R" fue acuñada en todas las monedas durante este período, salvo en las de 1/4 de real y en el centavo de 1871 en las que no se incluyó inicial de ensayador.

LA REFORMA.   El 30 de junio de 1871,  triunfa la revolución encabezada por Miguel García Granados y Justo Rufino Barrios en contra del impopular gobierno de Cerna.    Asume la presidencia García Granados quien ocupa el cargo hasta su renuncia en 1873.   Durante su presidencia se crea el escudo de armas nacional que con ligeras variaciones continúa siendo acuñado en la actualidad en todas las monedas guatemaltecas, se deja de acuñar el busto de Carrera a partir de 1872 y se vuelve al patrón de pesos y submúltiplos de reales por lo impopular de los submúltiplos en centavos.

Tras la renuncia de García Granados ocupa la Presidencia Justo Rufino Barrios hasta que este muere en 1885.   Durante su gestión se prohibió la circulación de los macacos, dándole a sus tenedores 3 días para que los cambiaran en la Casa de Moneda por vales o moneda acuñada.   En 1881, se hizo el segundo intento, también sin éxito, de introducir el sistema decimal y el patrón de submúltiplos de centavos.   Acuñando para el efecto monedas de 5, 10 y 25 centavos en plata y de 1 centavo en cobre.   Sólo la moneda de 25 centavos continuó siendo acuñada hasta 1893, las demás fueron acuñadas únicamente en 1881, procediéndose el mismo año o poco después a acuñar sus equivalentes en submúltiplos de reales.   También en 1881, se autorizó oficialmente ya que en la práctica se venía haciendo desde mucho antes, la acuñación de Monedas Particulares o Fichas de Fincas.   Varias medallas fueron acuñadas durante la presidencia de Barrios.   En 1885, Justo Rufino Barrios proclamó La Federación Centroamericana asumiendo el mando del ejército unionista que invadiría las naciones vecinas.   En el intento Barrios encontró la muerte en la batalla de Chalchuapa, El Salvador, el 2 de abril del mismo año.

Muerto Barrios asume el poder Manuel Lizandro Barillas quien hizo las paces con las Repúblicas Centroamericanas.   Por medios diplomáticos trató de unificarlas y en 1889, se celebró el Pacto de la Unión y se acuñaron 2 ensayos en cobre de 1 y 2 centavos de la Unión Centroamericana que nunca llegó a concretarse en la realidad.

En 1892, el general José María Reyna Barrios asume la Presidencia de Guatemala.   Desde el punto de vista numismático en los años 1892 y 1893 no hubo mayores cambios en las monedas, siendo la acuñación bastante escasa en 1892 y con muchas variantes en 1893, como en el caso de los "cuartillos" de ese año, que existen más de 7 variantes.    En 1892 se volvieron a acuñar monedas de 2 reales, las cuales en años anteriores habían sido sustituidas por las de 25 centavos.    En ese año y el siguiente, se acuñaron en ambos submúltiplos, con el mismo diseño y dimensiones.

 

GOBIERNOS LIBERALES.   Cuando Reyna Barrios llega al poder en 1892, existía un verdadero caos financiero provocado por la insuficiencia de numerario en circulación.   Junto con la moneda de cuño propio circulaba mucha moneda extranjera y no toda tenía el mismo peso y ley que la nacional, a pesar que se tomaban por iguales.   Para resolver el problema Reyna Barrios decidió hacer una emisión de importancia en moneda propia y resellar las monedas extranjeras en circulación, que sí tenían el peso y ley requerido.    Como la Casa de Moneda no podría responder a una acuñación tan grande en poco tiempo, se decidió respaldar la acuñación local con emisiones extrajeras.

En 1894, empieza la acuñación local en denominaciones de 1/4, 1/2, 1 y 2 reales en plata 0.835 y de 4 reales y 1 peso en plata 0.900.   La foto arriba es un ensayo en cobre de 1 peso de 1894.   Para la acuñación extranjera fue contratada la firma Inglesa The Mint, Birmingham, Limited.   Con una "H" que las diferencia de las locales, dicha firma acuñó monedas en todas las denominaciones durante 1894 y 1895 a excepción de la moneda de 4 reales que no fue acuñada en 1895.   También en 1894, se procede a resellar la moneda extranjera con pureza legal y se prohíbe la circulación de la que no la tiene, mandándose a reacuñar.   Las emisiones locales continuaron en forma regular hasta 1898, año en que fue asesinado el presidente Reina Barrios y que en su lugar un nuevo dictador, Manuel Estrada Cabrera, asume el poder y lo conserva hasta 1920.

Durante los 22 años de gestión de Estrada Cabrera, únicamente se acuñó moneda fraccionaria.   El título de la plata se redujo de 0.835 hasta 0.500 en 1900, año en que se contrató de nuevo a la firma The Mint, Birmingham Limited, para que acuñara moneda en níquel en denominaciones de 1/4, 1/2 y 1 real.   Acuñación que se repite en 1901.   En 1910, 1911 y 1912, The Mint vuelve a acuñar moneda guatemalteca en níquel pero esta vez únicamente en la denominación de 1 real.   No es sino hasta 1915, que la Casa de Moneda de Guatemala vuelve a acuñar moneda, esta vez en cobre y en denominaciones de 12 1/2 y 25 centavos.   En la foto de abajo un ensayo de 25 centavos en alpaca.   Durante el período de Estrada Cabrera la Casa de Moneda de Guatemala se dedicó casi exclusivamente a acuñar Medallas alegóricas que satisfacían el ego del dictador.

En 1920, es depuesto Estrada Cabrera.   En su lugar asume la Presidencia el diputado Carlos Herrera quien también fue depuesto 20 meses después.   Sus únicos aportes numismáticos fueron la moneda de porcelana de 2 reales fabricada en Alemania y de la cual se conocen pocos ejemplares, y un ensayo de 1921, de un peso en níquel.

En diciembre de 1921, asume la presidencia el general José María Orellana quien para palear en el corto plazo la falta absoluta de numerario propio, manda acuñar en 1922, monedas de 50 centavos y en 1923, monedas de 1 y 5 pesos.   Las acuñaciones fueron hechas en La Casa de Moneda de Guatemala, en bronce aluminado.   Se conocen ensayos de monedas de 1 peso en aluminio de 1923 y de 5 pesos en plata y en bronce de 1922 y en oro de 1923.   Para corregir el problema financiero en forma definitiva en 1924, es creada una nueva unidad monetaria, "El Quetzal", con lo que pasamos a nuestro último período numismático.


Cualquier sugerencia o consulta por favor háganoslo saber.
 Monedas de Guatemala
Víctor Hugo Sandoval Abullarade

Página Principal